Mensaje 1

Abre tu corazón para recibir la virtud del discernimiento. A lo largo de tu proceso en la tierra has tenido que establecer límites con personas, situaciones y eventos que te generaban molestia y dolor. Aunque no siempre ha sido fácil, has contado con una fuerza interna que te caracteriza. A partir de ahora, tomarás decisiones acertadas y las más indicadas para tu crecimiento espiritual. Verás con compasión a las personas y yo te revelaré sus intenciones. Ya no enjuiciarás a tus hermanos en la tierra y verás luz donde antes había oscuridad. Aprenderás a decir un «no» amoroso porque sanarás tu corazón y empezarás de nuevo.