Año nuevo 2022

Un año acaba y otro año nuevo inicia

Querido visitante,

Como es ya habitual vuelvo hoy a la cita semanal que todos los lunes tenemos en este rincón del Blog de Códigos Sagrados de Agesta, donde el escrito que cada semana aquí comparto con vosotros sirva no solo para despedir al último mes de este año en curso, sino que con las doce campanadas que en la noche del día treinta y uno tendrán lugar, diremos adiós al año.

Como no puede ser de otra forma antes de empezar el artículo con el cual despediremos a este año, no puedo hacerlo sin dar las gracias a todas las personas que semana a semana hasta esta cita semanal han acudido y si eres un nuevo visitante que llegas a este rincón por primera vez, a todos como siempre daros las gracias por emplear un momento de vuestro tiempo en leer estas líneas, a todos gracias.

Cuando llegamos al final de un año, no solo vemos que en nuestros días han transcurrido ya doce meses o lo que es igual 365 días, sino que podemos observar el paso del tiempo a nivel terrenal, que inexorablemente nada ni nadie puede detener.

Pensar en un fin de año, es también irremediablemente pensar en todas las cosas, situaciones, vivencias, experiencias, momentos positivos y otros no tanto, emociones sentidas, sentimientos compartidos, pensar en un año que acaba es pensar también en personas, algunas que nos acompañan, otras que ya no están físicamente porque quizás en algunos casos o para algunas personas, estos seres ya dejaron la vida terrenal…en definitiva, pensar en un año que acaba es recordar un cúmulo de cosas, y vivencias pasadas a lo largo de todos estos días…

El año acaba con la energía del número 3 (3+1+1+2+2+0+2+1:12:1+2:3) que espiritualmente se corresponde con la Triada Sagrada o Santísima Trinidad y con el Arcano número tres del Tarot que es la carta de la Emperatriz.

Y el primer día del Año Nuevo se nos presenta con la energía del número 8 (1+1+2+0+2+2:8) que su simbolismo es el símbolo del Infinito y el Arcano que le corresponde es la carta de la Justicia, que simboliza no solo la Justicia terrenal sino la Justicia Divina.

A nivel espiritual, de energías, de cosas relacionadas con esoterismo, ocultismo, rituales y demás, el día y sobre todo la Noche de Fin de Año, es una de las más poderosas y con mayor fortuna y suerte que existe, y todos vosotros de bien seguro habréis visto y oído, infinidad de tradiciones y rituales que, en fin, de año, como simbología del fin de algo para el nacimiento de otro, se realizan, son tantas y tantas cosas que en fin de año se hacen para entrar con buena suerte, fortuna, prosperidad, abundancia, salud, trabajo y amor que enumerarlas sería casi algo imposible de hacer; también la noche de fin de año está cargada de tradiciones que en todos los países del mundo realizan para despedir el año viejo y recibir al nuevo.

Tradiciones que van desde cosas gastronómicas, como por ejemplo comer lentejas el último día del año como símbolo para que en el año nuevo no falte el trabajo, como comer cuando suenan las doce campanadas uvas, las llamadas «uvas de la suerte», que deben ser doce como las veces que las campanadas suenan para realizar el tránsito entre años. Como también poner maletas en la entrada de la casa como simbología de que en el año nuevo se va a viajar, como llevar ropas con determinados colores para atraer la buena suerte, como otra infinidad de cosas que las personas realizan/realizamos para tener buena suerte en el año que va a empezar…

Pero como ya sabeis que en los escritos de este rincón siempre intento dar la visión espiritual de todas las cosas, deciros, que a nivel espiritual y de alma, el fin de año y el año nuevo, no es más que un capítulo más en la larga historia de las vidas de nuestras almas.

Y sería bueno para todos hacer balance de lo acontecido ya no solo a nivel terrenal en nuestras vidas sino sobre todo a nivel espiritual, que cosas, que avances, que logros hemos podido conseguir en el año que ya se va, que cosas aun nos falta por superar, por comprender, que situaciones no hemos podido solucionar etc…y como siempre y por descontado, que metas, que logros, que avances o que crecimiento queremos conseguir….pues nunca debemos olvidar, que las vidas terrenales no son más que el vehículo por el cual nuestras almas no solo viven sino que son utilizadas para evolucionar a nivel espiritual pues somos almas viviendo una experiencia terrenal para evolucionar, aprender, limpiar, transmutar etc.. Nuestras vidas terrenales son el único fin para nuestras almas, pues cuando en esta vida presente, nuestro tiempo terrenal toque a su fin, y debamos marchar. Solo nos llevaremos con nuestra esencia, (alma) todo el bien que hayamos podido hacer, todo el amor que hayamos entregado desde el corazón, toda la ayuda, toda la solidaridad, toda la caridad y todos los avances que como almas hayamos podido hacer mientras hemos estado en vida…los bienes terrenales no vendrán con nosotros, sino que aquí quedarán…nuestra fortuna será la que hayamos podido acumular en nuestras almas…

Por eso para todas las personas que estamos despiertas en alma y en conciencia, es siempre importante tener presente que cada cosa en nuestras vidas actuales cuenta, cuenta ya no solo para este presente, sino para las vidas futuras… pues con cada gesto, con cada acción salida desde el corazón y hecha desde el amor estamos no solo limpiando el presente, sino construyendo el futuro. Las vidas futuras.

Por lo tanto y ya para terminar este último escrito del mes, del año no puedo ni quiero dejar de tener unas palabras para todos vosotros, esperando puedan seros de ayuda en vuestras vidas y haceros una serie de pequeñas recomendaciones para el día y noche del día treinta y uno, para que aquellos de vosotros que queráis, y tengáis a bien hacer. Levantaros pronto si podéis y queréis, para dedicar un tiempo a solas con vosotros mismos, con nuestra alma, con la voz de vuestra alma, que siempre oiremos si la sabemos escuchar en el silencio, meditar con los ojos cerrados y respirando, agradeciendo al Universo Divino, a los seres y fuerzas espirituales, díganse, guías espirituales, ancestros etc…que a todos nos acompañan, por habernos acompañado y ayudado en el año que acaba, dar las gracias por todo lo vivido en el año, pues todo, aunque a nivel terrenal no haya sido positivo nos ha ayudado para nuestras evoluciones, y tener un pensamiento de amor y desde el corazón para todas las personas o almas que amamos, que llevamos en el corazón estén vivas o no, estén presentes físicamente en nuestras vidas o no, y una vez hecho todo esto, escribir con tranquilidad una lista de cosas que queremos dejar atrás en el año que acaba, y por la noche quemarla, y escribir otra con todas las cosas nuevas que queremos materializar en el año que va a empezar,

La noche de fin de año es mágica, es para pedir, para agradecer, para valorar y para soñar. Pues cuando las campanas suenen a nivel de energías se “abre” como una especie de “túnel del tiempo” eterno y mágico que une a los dos años.

Un portal de muchas energías, sueños y magia va a tener nuevamente lugar al igual que todas las noches en las que ya hemos despedido a otros años ya pasados ha sucedido…

Por lo tanto y ya para terminar solo me resta desde estas líneas dejaros mis mejores deseos, mi felicitación para este año que pronto va a empezar, que el año 2022 que viene marcado con la carga energética del número 6 (2022:2+0+2+2:6) cuyo significado es: “Año de la vida familiar” pues la energía del número 6 se mueve en el ámbito doméstico, la vida familiar, se refiere al hogar, a la pareja y a tener hijos.

Es un año de dar amor, cariño y afecto a los que comparten la vida con nosotros.

Es la oportunidad de compartir alegría y risa también con amigos; nos veremos verdaderamente recompensados con vínculos más cercanos.

Las influencias del número 6 despejarán la mente, nos darán un sentido práctico a las decisiones para actuar con inteligencia.

El número 6 es el año de la vida en familia, del entorno doméstico y las necesidades básicas estarán cubiertas.

Las Claves son: Vida Familiar, Amor y Compasión

Así, que espero que sea un buen año, lleno de cosas buenas, positivas, de abundancia, de salud, de felicidad, de prosperidad, de amor, de luz y de esperanza para todas las personas,

Por lo tanto, para terminar este artículo con el cual decimos adiós a este año que hemos vivido y del que solo quedan unos pocos días, unas pocas hojas en el calendario…os digo y os deseo a todos, y para todas las almas y personas de buena voluntad y buen corazón, para la Humanidad, un muy feliz año nuevo 2022 lleno de

luz, de paz, de sabiduría, de amor, de corazón, de solidaridad, de nuevos inicios, lleno de todo lo mejor!!

2021, muchas gracias por todo, gracias por todo lo vivido, gracias porque hemos podido vivirte entero.

2022 sorpréndenos, llénanos de todo lo mejor! ¡¡Feliz Año Nuevo a todos!!

Hasta el próximo artículo en este rincón, escrito con el que ya nos encontraremos en el nuevo año y en un nuevo mes, y que estará dedicado a nivel general sobre las energías generales y acontecimientos más relevantes que durante el año nuevo tendrán lugar.

Con Infinito Amor y Agradecimiento Silvia

Te invito a que me sigas en mi perfil de Instagram silviareyl

1 comentario en “Un año acaba y otro año nuevo inicia”

  1. Quiero que en el año 2022 me llegue de muchas suerte, muchas salud y que todos los que me robaron espitualmente el universo me los traiga de nuevo y que todas las puertas que me cerran se abran de nuevo, que mi camino se aclare y que el amor vuelva a mi de nuevo. Me los merezco porque es sufrido muchos. Y Dios los sabe nesecito repuesta de parte de Dios. Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *